¿Quieres saber qué es el greenwashing en la cosmética natural? Descubre qué es, por qué es un problema y cómo identificarlo

¡Bienvenidos de nuevo a nuestro blog! Como ya sabéis, uno de nuevos objetivos es informaros sobre todo lo relacionado con la cosmética natural. Así pues, hoy os traemos un post sobre el greenwashing. ¿Nunca habéis oído este término? Pues no os preocupéis, porque, en este artículo, os explicaremos qué es, por qué es importante combatirlo y os daremos consejos para identificarlo y evitarlo. ¡Vamos allá!

¿Qué es el greenwashing en la cosmética natural?

El greenwashing es una estrategia de marketing fraudulenta que afirma que las políticas y los productos de una empresa son respetuosos con el medio ambiente cuando, en realidad, no lo son. Su objetivo es aumentar los beneficios atrayendo y explotando a clientes interesados en el cuidado de la naturaleza y la ética ambiental. Sobre todo, a aquellos que acaban de empezar a intentar ser eco-friendly y no son expertos en el tema.

Y esto lo podemos ver de diferentes maneras en el mundo de la cosmética natural. Por ejemplo, con empresas que gastan más tiempo en recursos en promocionar sus productos como ecológicos en vez de hacerlos de verdad ecológicos. Así pues, es normal encontrar envases verdes, con imágenes de plantas o con la palabra «natural» por todas partes. También lo podemos ver en empresas que promocionan productos fabricados con materiales alternativos que se venden como «sostenibles» cuando, en realidad, generan la misma (o a veces mayor) huella de carbono. Una muestra de esto es el cambio de bolsas de plástico por las de papel. ¿Es realmente más ecológico?

¿Por qué debemos luchar contra él? La necesidad de regulación

Es importante luchar contra el greenwashing en la cosmética natural porque es un engaño. Se aprovecha del desconocimiento de los consumidores para hacer pasar productos convencionales por ecológicos y los hacen comprar algo que no quieren. Esto genera desconfianza y rechazo en los clientes que, una vez descubren el engaño, dejan de fiarse de la cosmética natural en general. Además, los compradores creen que están ayudando y siendo sostenibles cuando, en realidad, no lo están haciendo. O, al menos, no en la medida que ellos creen.

[Imagen 2: En la cosmética natural no hay una regulación tan clara como la de los alimentos BIO.]

Y, ¿cuál es la mejor solución? La regulación. Hoy en día, el sector de la cosmética está muy poco regulado. Es decir, no hay leyes que definan qué es exactamente la cosmética natural o términos como «natural», «ecológico», «sostenible», etc. Por lo tanto, estas palabras ambiguas se pueden poner en las etiquetas para dar la impresión de eco-friendly sin consecuencias legales. Tampoco hay una legislación que indique los criterios con respecto a qué sustancias o ingredientes no deben contener. Es totalmente lo contrario a lo que ocurre con los alimentos BIO o ECO, que sí tienen una mayor regulación. Si la cosmética natural tuviese una legislación estricta y bien definida, las empresas lo tendrían mucho más difícil para engañar a los consumidores.

Consejos para identificar el greenwashing

Finalmente, para evitar el greenwashing en tu día a día, desde Belnature os damos algunos consejos:

  • Busca certificaciones y sellos ecológicos válidos: si en el envase pone «orgánico», «natural» o alguno de los términos ambiguos anteriormente mencionados, busca las certificaciones oficiales. Verbigracia, la certificación COSMOS o la etiqueta cruelty-free de PETA.
  • Haz tu propia investigación sobre los ingredientes: ya sabemos que esto puede llevar mucho tiempo y es una lata pararse en el súper a buscar los ingredientes en el móvil, pero es importante. Además, si el ingrediente principal (por ejemplo, Aloe vera) está al final de la lista de ingredientes en vez de al comienzo, lo más probable es que sea greenwashing.
  • Evita los «100 %natural» y otro tipo de información imprecisa: piensa que, si un producto es realmente ecológico, la empresa va a explicarte detalladamente el porqué. Así que evita aquellos productos con términos o lemas ambiguos o sin explicar.
  • Atento a los elementos típicos del greenwashing: las etiquetas verdes, las imágenes de la naturaleza, un solo ingrediente publicitado como principal, etc., son las tácticas más comunes para engañar al consumidor. A la hora de comprar, presta especial atención a los productos con estas características.
  • ¿Quieres saber más sobre cosmética natural y ecológica? ¿Tienes alguna duda sobre nuestros productos? Escríbenos y estaremos encantadas de asesorarte. ¡Te esperamos!

    Dejar un comentario